Etiquetas

lunes, 24 de noviembre de 2014

Coulant de Chocolate

La primera vez que tomé este postre fue hace muchos años, la verdad que me gustó bastante, pero con esto de no pasarnos en casa con el tema del dulce, porque no es lo que mas tomamos, no me planteé el prepararlos, hasta que en una segunda ocasión los volví a encontrar, pero con mis hijas.... solo por como las vi disfrutar mientras los comían, decidí hacérselos en casa y la verdad que siempre salen bien, es un postre con el que quedar bien es muy muy fácil.

Su idea original, pertenece a Michel Bras, lo presentó en su restaurante Laguiole (con 3 estrellas michelín), este ideó este pequeño bizcocho pensando en dos masas, el interior de echo, estaba aromatizado con café, pero hoy en día se hace una sola masa, y lo característico es su interior, de chocolate totalmente fundido.

Si te gusta el chocolate, no puedes dejar de hacerlos !!


Ingredientes:

Para 6 coulant.
150 gr. de Chocolate negro al 70%
75 gr. de Azúcar
100 gr. de mantequilla
3 huevos
60 gr. de harina de respostería
1 cucharada sopera de cacao en polvo Valor.
1 pellizco de sal.

Batimos en un bol los huevos con el azúcar para que espumen bien.

Picamos el chocolate en tableta, en trocitos muy pequeños y lo mezclamos en un bol, con la mantequilla, lo metemos al microondas, durante 3 minutos mas o menos. Pasado este tiempo, terminamos de remover bien la mezcla a mano, para que el choclate y la mantequilla se integren bien.

Lo juntamos con los huevos y el azúcar, añadimos la cuchara de cacao en polvo, la harina y el pellizco de sal. Batimos bien toda la mezcla.

Introducimos la masa en unos moldes de magdalena, o moldes tipo flanera, para poder tener raciones individuales, metemos los moldes al congelador, durante 1 hora. Si está mas tiempo no pasa nada, este proceso de congelar la masa es lo que permitirá que el corazón quede cremoso.

Precalentamos el horno a 200º y inco min. antes de meter los coulant, bajamos la temperatura a 180º, los tendremos 10 min. aunque cada horno puede calentar de forma diferente, si queréis hacer una prueba con uno, y en función de esto ajustáis el tiempo necesario.

Los sacamos, los dejamos templar un poco, para poder manipularlos, los podéis acompañar de una bola de helado, el de vainilla le va fenomenal, pero solos también están muy muy buenos.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Bocados de Morcilla y Caqui


Hace unos días me trajeron una morcilla de Burgos buenísima y aprovechando que vino toda la familia a comer preparé estos canapés que quedaron buenísimos y son muy sencillos de hacer.

El toque dulce del Caqui y la mozzarella hacen que queden unos bocados muy originales.



Ingredientes:

1 morcilla de burgos
1/4 de cebolla mediana
1/2 Caqui
100 gr de mozzarella
Tostadas de pan.

En una sartén, ponemos a pochar la cebolla cortada en trocitos muy pequeños, a continuación cuando la cebolla esté muy blandita añadimos el caqui, cortado también en daditos y por último la morcilla (previamente se pela para que se pueda romper en la sartén)

Con una cuchara vamos colocando montoncitos de este relleno sobre unas tostadas crujientes y cubrimos con mozzarella, gratinamos en el horno durante un par de minutos.

Servir calientes.

jueves, 6 de noviembre de 2014

Palitos de Berenjenas con Miel

Esta receta de berenjenas, yo creo que es muy conocida por todos, ya que muchos restaurantes y bares las ofrecen como tapa o entrante, y la verdad que replicarlas en casa no puede ser mas fácil y quedan riquísimas.


Ingredientes:

1 Berenjena
Harina
Sal y tomillo
Miel
Aceite de girasol

Lavamos bien la berenjena, la cortamos en rodajas longitudinalmente y luego hacemos bastoncillos, los salamos y dejamos que suelten el líquido que les da amargor durante una media hora.

Las secamos bien y enharinamos, las freímos en abundante aceite. Por último espolvoreamos con un poquito de tomillo y un chorrito de miel.

Os preguntaréis porqué aceite de girasol, aunque en España no tiene demasiada buena prensa (debido al buen aceite de oliva que tenemos), es un aceite de buena calidad, la ventaja es que al tener menos sabor que el de oliva, en este tipo de recetas, la berenjena queda mas suave de sabor y textura.

domingo, 2 de noviembre de 2014

Souflé de Queso y Lechuga


Es raro encontrar la lechuga en recetas que requieran cocinado y es que la lechuga tiende a amargar cuando se calienta, pero en este souflé queda muy bien, es importante utilizar lechugas que no sean muy fuertes de sabor y que estén muy frescas.




Ingredientes:

4 huevos
150 gr. de lechuga
100 gr. de queso fresco, tipo crema.
150 gr. de queso Emmental
100 gr. de pasas
100 gr. de bacon
1/2 taza de harina
1 cucharada de levadura
Sal y pimienta.

En un bol batimos bien los huevos y a continuación añadimos el resto de ingredientes (reservamos 50 gr. de queso Enmental para espolvorear al final), excepto al harina y la levadura, mezclamos bien y por último echamos la harina tamizada junto con la levadura, terminamos de mezclar.
Untamos un molde con mantequilla y volcamos la mezcla dentro, espolvoreamos otro poco de queso Emmental por encima para que cuando dore, tenga mejor aspecto.
Metemos en el horno a 180º durante 15-20 minutos, dependiendo del horno.

A la hora de presentarlo, acompañarlo de una brocheta pequeña de tomate cherry y pepinillo, que aporta frescor, aunque podéis sustituir el pepinillo por una bolita de mozarella, queda también muy bien.